# 41

Los Carpinteros (Alexandre Jesús Arrechea Zambrano nació en 1970 en Trinidad, Las Villas, Cuba, y vive y trabaja en La Habana, Los Ángeles y Madrid; Marco Antonio Castillo Valdés nació en 1971 en Camagüey, Cuba, y vive y trabaja en La Habana y Madrid; Dagoberto Rodríguez Sánchez nació en 1969 en Caibarién, Las Villas, Cuba, y vive y trabaja en La Habana y Madrid)

Poco después de conocer a este colectivo, que brillaba con vital ambición artística, en la casa de Cristina Vives en La Habana en el año 2000, los tres jóvenes artistas partieron a conquistar el mundo; o más bien viceversa: el mundo los descubrió en exposiciones en Nueva York, Brasil y Europa. Siguieron con una carrera de ensueño que muy pocos artistas logran tener. Hoy son unos profesionales serenos y hábiles. De alguna manera, se las han arreglado para navegar en el mercado del arte sin que los arrastre la marea.

“Los Carpinteros (Alexandre Jesús Arrechea Zambrano nació en 1970 en Trinidad, Las Villas, Cuba, y vive y trabaja en La Habana, Los Ángeles y Madrid; Marco Antonio Castillo Valdés nació en 1971 en Camagüey, Cuba, y vive y trabaja en La Habana y Madrid; Dagoberto Rodríguez Sánchez nació en 1969 en Caibarién, Las Villas, Cuba, y vive y trabaja en La Habana y Madrid)”

# 40

Nicola Costantino (nació en 1964, en Rosario, Argentina, y vive y trabaja en Buenos Aires)

Nicola Costantino es una artista excepcional y una de las personalidades más vibrantes de la comunidad artística latinoamericana. Con la minuciosidad de un cirujano y el cuidado amoroso de un patólogo hacia su sujeto, mata y diseca terneros, cerdos y otros animales, moviéndose entre la fauna granjera, embalsamando con sumo placer y haciendo trasplantes, híbridos y fusiones. De haber conocido su obra, Hermann Nitsch se habría puesto verde de la envidia. 

“Nicola Costantino (nació en 1964, en Rosario, Argentina, y vive y trabaja en Buenos Aires)”

# 39

Pensamiento aplicado: los hermanos Capote

Iván Capote (nace en 1973, en Pinar del Río, Cuba, y vive y trabaja en La Habana) + Yoan Capote (nace en 1977, en Pinar del Río, Cuba, y vive y trabaja en La Habana)

Admito que nunca he conseguido mantener claramente distinguidos a los hermanos Iván y Yoan Capote, aunque no sean gemelos, sino dos personalidades y artistas diferentes, cada uno con su propio corpus significativo. Sin embargo, estoy condenado a fracasar en el intento de hacerles justicia a cada uno aquí, así que espero me perdonen por haberme tomado la libertad de abordarlos de forma conjunta.

“Pensamiento aplicado: los hermanos Capote”

# 38

Alejandro Campins (nace en 1981, en Manzanillo, Cuba, y reside y trabaja en La Habana, Cuba)

Cuando visité por primera vez a Alejandro Campins en su estudio, hará unos diez años, era difícil apreciar sus pinturas recién acabadas, todas ellas en formatos gigantes. Tuvo que luchar para desplegarlas en ese estudio demasiado pequeño para yo poder imaginarme cómo se verían a una distancia de 15 metros en una blanca sala de exposiciones. Y ni hablemos de sus condiciones de producción, que sin duda debieron exigirle una enorme imaginación. 

“Alejandro Campins (nace en 1981, en Manzanillo, Cuba, y reside y trabaja en La Habana, Cuba)”

# 37

Luis Camnitzer (nació en 1937 en Lübeck, Alemania, se crio y educó en Montevideo, Uruguay, y vive entre Great Neck, Nueva York, y Valdottavo, Italia)

“Todavía me gustaría cambiar el mundo, pero resulta ser más difícil de lo que pensaba.” (Luis Camnitzer en conversación con Hans-Michael Herzog, Zúrich, 22 de junio de 2009)

“Luis Camnitzer (nació en 1937 en Lübeck, Alemania, se crio y educó en Montevideo, Uruguay, y vive entre Great Neck, Nueva York, y Valdottavo, Italia)”

# 32

Tres arquitectos

No es nada inusual que muchos artistas latinoamericanos del siglo XX se hayan formado como arquitectos, ya sea por la falta de escuelas de arte en algunas regiones o por una genuina intención de crear arquitecturas reales para ganarse la vida. La idea de fabricar sus propios mundos arquitectónicos —ensoñaciones 100% ficticias— pudo atraer a jóvenes arquitectos al cosmos de las artes visuales, para así poder dar rienda suelta a sus creaciones poéticas, sociales, políticas y simbólicas, sin ninguna restricción externa.

“Tres arquitectos”

# 30

Belkis Ayón (1967-1999)

Poco después de asumir mi cargo en la Colección Daros Latinamerica, mi querido amigo y colega Eugenio Valdés me mostró la producción de la artista cubana Belkis Ayón, quien recién había fallecido. Al instante reconocí su importancia histórica para el arte y la calidad superior de sus obras, por lo que me puse en contacto inmediato con Katia Ayón, la hermana y albacea de su patrimonio.

“Belkis Ayón (1967-1999)”

# 29

Observaciones sobre algunos artistas de la Colección Daros Latinamerica

Mi intención a este punto es darte mi parecer sobre ciertos artistas representados en la Colección Daros Latinamerica. Pero, ¿cuál sería la mejor manera de hacerlo? Si aplicara principios políticamente democráticos –como la regla de dar el mismo espacio a cada candidato en campaña– seguiríamos sentados aquí durante años, ¡y aburridos hasta el tuétano! 

Aceptemos las limitaciones

“Observaciones sobre algunos artistas de la Colección Daros Latinamerica”

# 28

¿Quién quiere ser “latinoamericano”? Un intento de acercarme a un término mal visto – parte 2

“(1) La América es ingobernable para nosotros. (2) El que sirve una revolución ara en el mar. (3) La única cosa que se puede hacer en América es emigrar. (4) Este país caerá infaliblemente en manos de la multitud desenfrenada, para después pasar a tiranuelos casi imperceptibles, de todos colores y razas”. 

“¿Quién quiere ser “latinoamericano”? Un intento de acercarme a un término mal visto – parte 2”

# 25

¿Queda Argentina en Latinoamérica?

¿Hace tan solo unos años, con ocasión de una conferencia en el auditorio del MALBA (Museo de Arte Latinoamericano –¡sic!– de Buenos Aires), la reconocida artista argentina Marta Minujín me explicó, ahí mismo frente al público, que ni ella ni, de hecho, el país entero tenían nada que ver con América Latina. Me preguntó sin rodeos que de dónde habíamos sacado la idea en Daros Latinoamérica de coleccionar arte “latinoamericano”. No había tal cosa en Argentina

“¿Queda Argentina en Latinoamérica?”

# 24

Cuaderno de viaje Centroamérica, Octubre/Noviembre 2005, II parte

Honduras

Luego vino Tegucigalpa, donde al llegar me sentí algo molesto por tener que someterme a un reconocimiento dactilar y del iris. Me vino a recoger Bayardo Blandino, un colega muy profesional y amable, de unos treinta y pico años de edad. Blandino es el director artístico del Centro de Artes Visuales Contemporáneas de Mujeres en las Artes “Leticia de Oyuela” (CAVC/MUA) en Tegucigalpa. 

“Cuaderno de viaje Centroamérica, Octubre/Noviembre 2005, II parte”

# 23

Cuaderno de viaje Centroamérica, octubre y noviembre de 2005, I parte

Con el beneficio de la mirada retrospectiva, este fue un viaje interesante e iluminador. Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá eran los únicos países que faltaban en mi lista —aparte de Bolivia—, así que el periplo también era necesario. Aunque estos países sean “pequeños” en el mapa y con frecuencia se menosprecien, son muy relevantes para Latinoamérica. Detecté similitudes y diferencias; sus individualidades y sus rasgos en común.

“Cuaderno de viaje Centroamérica, octubre y noviembre de 2005, I parte”

# 21

Colombia: ¿La Atenas de Latinoamérica?

Aún corría el año 2000. Ya me había familiarizado con mi nuevo trabajo y viajado bastante, cuando noté que faltaba Colombia en mi agenda. En realidad, no era de extrañarse porque nadie iba para allá. Con profunda convicción, la gente me advertía que no era aconsejable ir por razones de seguridad. ¿Qué debía yo hacer? Le di vueltas mentales al asunto, sopesando los pros y los contras. Por fin, me dije: “Tengo que viajar a Colombia. ¡Todo estará bien!” Y me puse en marcha…

“Colombia: ¿La Atenas de Latinoamérica?”

# 20

Brasil: ordem e progresso?

Mi primer viaje como curador de la futura Colección Daros Latinamerica me llevó a Brasil recién estrenado el nuevo milenio. Aterricé en Río de Janeiro en la mañana del 3 de enero y aún guardo vivo el recuerdo del momento en que vi Copacabana por primera vez en mi vida. Me cegaba el resplandor desde mi ventana en el antiguo Hotel Meridien, mientras me esforzaba por entender dónde estaba. Luego, en la calle, me impelía un erotismo omnipresente; lo que ahora me cegaba era la atmósfera sensual, fecunda, tropical —literalmente CALIENTE— y las innumerables miradas permisivas que buscaban la mía dondequiera que fuera.

“Brasil: ordem e progresso?”

# 17

Indiana Jones o a la caza de los tesoros escondidos

El sueño del verdadero investigador es descubrir algo radicalmente nuevo, algo que empequeñezca lo que se conoce hasta la fecha. El investigador busca la inmortalidad en una nueva fórmula química o descubriendo la especie que llevará su nombre. Asimismo, el coleccionista de arte —otro cazador— busca con pasión al genio en potencia para contribuir a que brille con luz propia desde el fondo del barril.

“Indiana Jones o a la caza de los tesoros escondidos”

# 16

Los difuntos


Siempre me encantó conocer a grandes artistas latinoamericanos. Algunos, cuyo trabajo me interesaba mucho, ya habían muerto. No creas que todo es más fácil cuando el artista no está vivo. Hay que lidiar con los albaceas, quienes por codicia o ignorancia pueden ser capaces de bloquear, o estropear, patrimonios enteros de obras de arte. Y ello no es exclusivo de Latinoamérica. 

“Los difuntos”

# 15

Redescubrimiento precoz: los “viejos”

Rastreando a los “viejos” artistas del siglo XX a comienzos de este milenio, recuerdo que mi pregunta “¿sabes dónde vive el famoso artista tal y cual?” producía casi la misma reacción donde quiera que fuera: “Ah, ¿sigue vivo?”

Redescubrir a los “viejos” aún no había tomado auge, por lo que mi investigación sobre estos artistas —en buena parte olvidados— me parecía una empresa algo solitaria hacia el año 2000… 

“Redescubrimiento precoz: los “viejos””

# 13

Compras

Me propuse adquirir solo arte de óptima calidad para la colección. Opté por abstenerme de comprar obras menores de un artista. Las concesiones flojas no eran mi estilo y tampoco compraba por impulso. Siempre sabía de antemano lo que quería obtener. Al toparme con algo que me despertaba profundo interés y fascinación, lo consultaba con la almohada al menos una noche antes de decidirme para así garantizar un juicio equilibrado. Una vez, sin embargo, hice una excepción… 

“Compras”

# 12

Confianza mutua

Cuanto mejor conoces a un artista —un ser humano como todos los demás, después de todo— más obvias se vuelven las debilidades y fortalezas de su obra. Siempre tuve que cuidarme de no volverme presuntuoso, elevando más de la cuenta las normas de calidad que aplicaba. Es quizá como cuando en el deporte un récord mundial te incita a buscar el siguiente ¡superando una y otra vez a tu propio yo!

 

“Confianza mutua”

# 10

Conocer a los artistas

 

Sobrecogedora, profunda y asombrosa ha sido toda la generosidad, el ingenio comunicador y la educación de artistas y otros exponentes del mundo artístico en Latinoamérica. Mi itinerario estaba lejos de ser una tarea tediosa, ¡era pura diversión! Redescubrí la capacidad que tiene el arte de proporcionar placer. En años anteriores en Europa y Norteamérica con demasiada frecuencia mis discusiones con artistas derivaban en pura trivialidad, centrándose en meras estrategias de mercadeo, tema que les parecía de lo más interesante.

“Conocer a los artistas”

# 9

¡Aqui vamos!

Durante mis extensos viajes por Latinoamérica a lo largo de los años —así como en Norteamérica y Europa— llegué a establecer una red funcional que incluye a la mayoría de los involucrados en la comunidad artística latinoamericana: artistas, curadores, críticos, historiadores del arte, coleccionistas, galeristas y marchantes.

 

“¡Aqui vamos!”

# 5

In Ulm und um Ulm und um Ulm herum

Este trabalenguas alemán —que significa algo así como “En Ulm, alrededor de Ulm y en todos los alrededores de Ulm”— no solo inspiró unos de los happenings de Wolf Vostell; también habla de la ciudad donde nací. Pero ¿por qué diablos contrataron a uno de Ulm para el trabajo de curador en Latinoamérica, en lugar de un latinoamericano que ya hablaba ambos idiomas?

“In Ulm und um Ulm und um Ulm herum”

# 1

“Made in Latin America”

Una propuesta de venta única (PVU): “Durante la etapa de introducción y crecimiento del ciclo de vida de un producto, el concepto de mercadeo basado en beneficios únicos funciona muy bien si es el primer producto de su tipo en ingresar a un mercado no saturado” (Wikipedia, traducido de la versión alemana). Casa Daros representó una oferta de arte única para un Río de Janeiro no saturado.

““Made in Latin America””

¿Qué tiene que ver Madame de Staël con América Latina?

Mi intención es salvar el mundo o, mejor dicho, el mundo de las artes. Nada menos justificaría el que escriba estas líneas repletas de ideas, experiencias, recuerdos y la plétora de cosas que ya tengo bajo la manga. Salvar el mundo de las artes ¿de qué? De la derrota por decadencia, de la ruina por podredumbre y, sobre todo, de los errores del mercado. El pobre Duchamp se estaría retorciendo en su tumba si viese todo lo que ocurre en su nombre.

“¿Qué tiene que ver Madame de Staël con América Latina?”